13 nov. 2006

Teoria (II) Tiempo libre

DEFINICION DE TIEMPO LIBRE

Tiempo Libre: situación donde no existe obligación de realizar una determinada tarea.

Esto implica el reconocimiento del derecho a "no hacer nada", siempre que este estado sea el resultado de una opción adoptada libremente y no de una falta de estímulos o recursos.

Por tanto, el concepto de Tiempo Libre hace referencia a una parte considerable del tiempo en que las personas disponemos de forma global. En él tienen lugar acciones muy distintas. Es el espacio temporal en que no tenemos necesidades u obligaciones.

Es por tanto, la parte del tiempo que nos queda después del tiempo de trabajo y de no trabajo que está destinado a satisfacer necesidades.


Puede verse desde dos perspectivas:


Tiempo Libre "ocupado", por una serie de actividades necesarias (compras, labores caseras)

Tiempo Libre "liberado" o "disponible" que, a su vez, se divide en:

Pasivo: actividades de descanso, relax...


Activo: desarrolla la finalidad del Tiempo Libre: EL OCIO
Ocio: Tiempo Libre Liberado Activo que queda una vez cubiertas nuestras ocupaciones, podríamos llamarlo un "espacio privilegiado" para constituirse como forma de vida y desarrollar la creatividad individual y colectiva.

El Ocio supone optar por un espacio divertido, autónomo, gratificante, lúdico, placentero, relajante y activo. Lo esencial no es la actividad en sí, sino la actitud del individuo cuando la realiza. Una situación de Ocio, entre otras cosas, requiere:


Libre elección
Libre realización de la actividad
Disfrutar durante el desarrollo de la actividad
Satisfacer necesidades personales, tales como el descanso, la distracción, diversión, desarrollo personal, distracción.

Esta educación en el tiempo libre forma parte de lo que se denomina educación no formal, diferenciado de la educación formal.

La Educación Formal es un sistema educativo altamente institucionalizado, cronológicamente graduado y estructurado de manera jerárquica, que se extiende desde los primeros años de la infancia hasta la universidad.

La Educación No Formal: se refiere a toda actividad organizada, sistemática, educativa, realizada fuera del sistema oficial.
Nos interesa el concepto de ocio, a partir del cual veremos las diferencias. Ocio debe ser beneficioso para el individuo, sino se estaría convirtiendo en ociosidad.

En realidad, en la práctica el ocio en sí mismo no está determinado ni organizado de antemano. Aparece como un tiempo libre que hay que distribuir, organizar y llenar de contenido. Es el tiempo en el que el colectivo puede organizar y dedicarlo a aquello que más le guste, libremente. Es el tiempo más propicio para desarrollar la creatividad, las actitudes y aptitudes personales, la comunicación auténtica, la relación personal.
Aunque esto en la práctica no siempre ocurre así, ya que la forma de ocuparlo está muy mediatizada por el tener, el poder, la sociedad de consumo, la satisfacción de necesidades específicas, alcohol... Es aquí donde puede aparecer la ociosidad.
El ocio en el que nosotros debemos enfatizar es El ocio que debe ir encaminado a crear, no a consumir.
Evolución histórica de la función social del Ocio y Tiempo Libre:
Comenzamos con la cultura Greco-Romana donde existía una sociedad de señores y esclavos, en la que los señores realizaban las tareas inútiles (arte, conocimiento, sabiduría, poesía etc .. ) y el siervo/ a realizaba las tareas del "quehacer útil".
Desde ahí pasamos a la Edad Media y Moderna, a la época Judeo­Crístiana, y al Cristianismo, que une las teorías romana y judía, considerando la actividad productiva y la contemplación, el ocio y el trabajo.
Es el "ora et labora", aunque sin equilibrio alguno.
El Renacimiento restaura costumbres romanas y piensa en el ocio como actividad superior, elevando la contemplación frente a la acción. Resurgen las artes poéticas y el refinamiento de costumbres. Se define el ocio como el "dulce de no hacer nada".
Con la Revolución Francesa y la Ilustración, el tiempo es dinero y la ociosidad es la madre de todos los vicios.
En último término, tras el surgimiento del Liberalismo y otras corrientes como el Marxismo, aparece después la cultura post moderna o cultura del "fin de semana", en la que se reducen las largas jornadas laborales y de democratizan los espacios de ocio y descanso.
Resumiendo, ha habido una tendencia hacia la progresiva escisión entre el tiempo de trabajo y el tiempo libre: así el ocio se va considerando como antítesis del trabajo.

Importancia del T.L. en la persona
Las personas tenemos unas necesidades que debemos satisfacer; cuando esto no ocurre se produce un desequilibrio, que es restablecido en el tiempo de ocio.

Dos de estas necesidades son la motivación y la autoestima, fundamentales para el desarrollo personal.
Las personas con grandes vínculos sociales y emocionales se incorporan y disfrutan más fácilmente de todo aquello en lo que participan, además la autoestima es básica para sentimos bien con nosotros mismos. Aunque también es cierto que la imagen que tiene uno de sí mismo viene dada a través del reflejo que los demás tienen y proyectan sobre nosotros.
Así la capacidad de autoestima vendrá adquirida en la medida en que uno se sienta estimado por las personas que le rodean.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...